FUNDAS DE LIBRO

Centrémonos en lo importante, porque aunque tener un marcapáginas por libro suena genial, de nada nos sirve si no podemos llevar nuestros libros protegidos a la calle. El pánico que sentía cuando llevaba mi libro en la mochila de clase sin ningún tipo de protección era real. Por eso mismo, comencé a llevarlo en fundas para libros, también conocidas como “booksleeve”, las cuales no solo me ayudan a que no le pasa nada a mis libros, si no que además suelen tener un bolsillo extra para que meta mis post-its.